Estudiantes

VIDA ACADÉMICA Y PROYECCIÓN SOCIOPROFESIONAL

En tanto agentes educativos, los estudiantes constituyen, sin duda, uno de los pilares que sustentan la labor educativa, investigadora y de proyección social de la Facultad. Y más en una Facultad de Educación y Trabajo Social, desde la que debe modelarse, también, la atención a “la voz del estudiante”. No es posible olvidar que, en un futuro no muy lejano, nuestros discentes habrán de jugar un papel de primer orden en la vida educativa, social y cultural de nuestra Comunidad y de nuestro país. En este sentido, su participación activa en la vida universitaria se hace no sólo necesaria, sino imprescindible.

En el sentido anterior, y como reconocen los Estatutos de la Universidad de Valladolid, uno de los derechos de los estudiantes universitarios es “participar en el gobierno de la Universidad” (art. 144.1.e). El derecho, recogido con posterioridad en el Estatuto del Estudiante (RD, 1791/2010) promueve en la UVa la “Normativa sobre ayudas compensatorias a los estudiantes de la Universidad para promover su participación en órganos universitarios”, todavía vigente. De acuerdo con ellos, y siguiendo el modelo establecido por la propia Universidad, el Decanato que coordine volverá a incluir un Vicedecanato de Estudiantes, al frente del cual estará un/una estudiante de la Facultad, al que se exigirá, como a todos, el estricto cumplimiento de sus funciones. De este modo, respondemos a la necesidad de los estudiantes –absolutamente legítima y democrática, por otra parte- de sentirse agentes activos en el gobierno de la Facultad de Educación y Trabajo Social.

En estos más de veinte años como profesor de la Facultad creo haber evidenciado mi cercanía, mi disposición al diálogo y mi compromiso con los estudiantes, actitudes que seguiré manteniendo y profundizando como Decano. Precisamente por ello, y en su relación con el colectivo de estudiantes, el equipo que coordino se plantea como ejes de acción el apoyo:

a) Al estudio

b) A las actividades complementarias de formación

c) A su participación activa en la vida académica y socio-cultural de la FEyTS

d) A su participación en la gestión de gobierno de la FEyTS

e) A su proyección socioprofesional

ejes que, en su conjunto, nos llevan a plantearnos como objetivos en este sentido los siguientes:

  • Seguir contribuyendo a modelar un estudiante activo, participativo, en comunicación con su decanato, con capacidad de maniobra, con recursos para responder a su propia iniciativa, con oportunidades para desarrollar su potencial y, en definitiva, protagonista de su paso por la vida académica y socio-cultural de la Facultad;
  • Continuar favoreciendo decididamente, desde el equipo decanal, cualquier propuesta razonada de los estudiantes relacionada con la buena marcha de la Facultad, con programas y actividades de finalidad académica, social, medioambiental, y/o solidaria;
  • Seguir potenciando y apoyando la participación estudiantil no sólo en el desarrollo de distintas actividades, sino también en la tarea de gestión de la Facultad, de los Departamentos y de las distintas Comisiones en las que les esté dado participar (Comités de Título, Comisión de Ordenación Académica, Comisión de Practicum,…);
  • Mantener con decisión el apoyo a la labor del Vicedecanato de Estudiantes y trabajar conjuntamente con él en las propuestas y sugerencias razonadas que favorezcan el clima de estudio, calidad científica e investigación para los estudiantes, así como aquellas tendentes a su proyección social y a su participación solidaria en la sociedad. Asimismo, con aquellas que tengan que ver con el uso de espacios, recursos y servicios de la Facultad así como con la información y el asesoramiento sobre los distintos servicios universitarios a su disposición;
  • Proponer y estudiar fórmulas que permitan la flexibilización del calendario de exámenes, de modo que ello posibilite la existencia de periodos temporales para la preparación de los exámenes entre la finalización del cuatrimestre y el inicio de las actividades de evaluación;
  • Continuar impulsando la realización de actividades extracurriculares, cuya incuestionable importancia en la formación de nuestro estudiantes está fuera de toda duda. Y es que, para el equipo que me acompaña, la Facultad aparece concebida como un lugar propicio para los aprendizajes académicos pero, también, para el encuentro, las relaciones interpersonales y los aprendizajes que permitan vivir, con tolerancia, en armonía. En este sentido, este equipo decanal está interesado en promover la realización de actividades trimestrales relacionadas con los intereses de toda la comunidad universitaria de la Facultad: debates, conferencias, jornadas, actividades musicales, actividades relacionadas con la educación física, el medio natural, etc., que servirán, al propio tiempo, para proyectar la Facultad hacia la Universidad y hacia la sociedad;
  • Organizar reuniones entre el Decano y los órganos de representación de los estudiantes. Tendrán, en principio, carácter mensual pero, en todo caso, se mantendrán con la regularidad exigida por la marcha de los acontecimientos. Tales reuniones serán independientes de las supuestas por el contacto permanente que los estudiantes mantienen con el equipo decanal por medio del Vicedecanato responsable del conjunto de actividades estudiantiles;
  • Iniciar un clima de total transparencia en relación con las dotaciones económicas destinadas a la Delegación de Estudiantes y permitir que sea ésta quien las administre, de modo que puedan dotarse de los medios que estimen convenientes para su funcionamiento. De su gestión, y en aras de esa misma transparencia democrática y administrativa que propugnamos, deberá informar a la comunidad, en Junta de Facultad, del mismo modo que el Secretario rinde cuentas de otras partidas presupuestarias provenientes de fondos públicos o privados.

Desde el Vicedecanato de Actividades Estudiantiles:

  • apoyar la revisión y la actualización de las funciones de los delegados de curso como verdaderos “enlaces estudiantiles de base” para que hagan conocer al conjunto de la comunidad la problemática educativa general de su aula y de su Título. Para ello, propiciará el clima de diálogo entre los delegados y sus cursos y entre aquellos y los representantes estudiantiles del Centro -a los que elevarían sus propuestas y sugerencias-, y servirá de intermediario en la búsqueda de soluciones. Con ello se busca impulsar el desarrollo de un mecanismo activo de participación de todo el alumnado en las decisiones que deba asumir la Facultad. Dependiendo de la naturaleza y de la trascendencia de los temas objeto de debate, a las reuniones periódicas entre estos sectores podría invitarse al Decano;
  • establecer las vías necesarias para una mayor implicación tanto de los profesores como de los delegados estudiantiles en el conjunto de las actividades que puedan organizarse en relación con la recepción de los estudiantes de Primer curso,actividad a la que deseamos brindar especial atención. Su absoluta necesidad en la vida futura del estudiante en nuestra Facultad y la forma en la que ha calado en ella debe verse reforzado con una participación más activa del resto de la comunidad universitaria;
  • velar por el adecuado funcionamiento de las aulas de informática de la Facultad y porque presten un servicio real y adecuado a los estudiantes y al resto de los miembros de la comunidad universitaria. Los usuarios habrán de disponer de un horario suficientemente amplio para el uso de estas salas, que deberán contar con personas encargadas de la atención a los usuarios;
  • ampliar y mejorar, en la medida de lo posible, los espacios de trabajo existentes en la Facultad y los accesos, tanto al sistema wifi como a la red eléctrica en las aulas;
  • facilitar e incrementar la participación estudiantil en programas de becas departamentales e institucionales, en las investigaciones llevadas a cabo por los profesores del Centro y en los programas de intercambio europeos y extraeuropeos (ERASMUS, SÉNECA, ALFA, MUTIS, INTERCAMPUS, etc.). Asimismo, en su asistencia a Congresos y Jornadas de formación;
  • crear y poner en práctica cursos técnico-científicos y actividades que complementen la formación de los estudiantes, más allá de los límites de su especialización. En este sentido, el equipo decanal se propone impulsar decididamente las propuestas de los estudiantes sobre programación de actividades (jornadas, cursos, seminarios, conferencias, concursos,…) que les permitan mejorar su formación integral. Asimismo, organizar acciones regulares de política de promoción de salidas profesionales;
  • promover medidas para integrar, de la mejor manera posible, a los estudiantes de másteres en la vida de la Facultad,incentivando su participación en los distintos órganos de gobierno y, en general, en la vida académica y socio-cultural de la Facultad de Educación y Trabajo Social;
  • poner en funcionamiento procedimientos y mecanismos tendentes a facilitar la incorporación de nuestros estudiantes de los últimos cursos al mercado laboral. En este sentido, se hace necesario incidir, no sólo en los aspectos laborales sino, también, en aspectos profesionales, motivo por el que se pondrá especial énfasis en el contacto relativamente continuado de nuestros estudiantes con profesionales en activo con los que puedan intercambiar inquietudes y experiencias;
  • apoyar la creación de la Asociación de antiguos alumnos, con el propósito de permitirnos, cada década, reuniones de intercambio. Al tiempo que mantenemos el contacto y conocemos algo más sobre la vida profesional y laboral de nuestros titulados, estas reuniones se constituirán en un importante foro para recoger información acerca de nuestra labor, de modo que nos sirva de proceso de revisión de la misma;
  • promover y apoyar la creación de una revista digital o un blog de la Facultad, gestionado directamente por la delegación de estudiantes y en el que los miembros de nuestra comunidad y de otras instancias puedan reflexionar sobre la función y la profesión docente, el desarrollo de la investigación, los problemas educativos, escolares y socioculturales, etc.

.