PAS

PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS

El adecuado funcionamiento de un Centro depende, en gran medida, de su Personal de Administración y Servicios, que se constituye, por ello, en parte esencial de la comunidad universitaria. Su trabajo, y la mayor parte de las veces su esfuerzo, contribuyen cada día a que el resto de la comunidad encuentre el clima necesario para desarrollar su labor. No en vano uno de los indicadores básicos a la hora de valorar la eficacia de la gestión universitaria es su funcionamiento a nivel administrativo y cotidiano. Es preciso, por tanto, que el Personal de Administración y Servicios disponga no sólo de unas instalaciones y unos equipos adecuados, sino que cuente, en sus reivindicaciones, con el respaldo absoluto del equipo decanal y de todos los miembros de la comunidad y que la comunicación sea el eje que vertebre sus relaciones con el resto de las instancias. En ello hemos puesto un especial empeño, y continuaremos esforzándonos durante este segundo paso por el Decanato.

En estos más de veinte años como profesor de la Facultad de Educación y Trabajo Social creo haber evidenciado, también, mi cercanía, mi compromiso y mi disposición al diálogo con el personal de administración y servicios, actitudes que mantendré y profundizaré como Decano. Precisamente por ello, el equipo que coordino se plantea como objetivos en este sentido los siguientes:

  • Continuar favoreciendo decididamente, desde el equipo decanal, cualquier propuesta razonada del personal de administración y servicios relacionada con los problemas que atañen al sector y/o a la buena marcha de la Facultad;
  • Seguir promoviendo la participación del Personal de Administración y Servicios en la vida de la Facultad, por medio de sus órganos de gobierno;
  • Regular encuentros periódicos entre el Decano y sus órganos representativos para conocer sus necesidades, inquietudes, iniciativas, demandas, su problemática, etc. y ofrecer el apoyo necesario para cubrirlas y/o solventarlas. Para ello se hace absolutamente necesario mejorar las formas de comunicación entre este Personal y el equipo decanal;
  • Trabajar activamente en la mejora de la coordinación de las tareas que son responsabilidad del Personal de Administración y Servicios con las del resto de colectivos de la Facultad de Educación y Trabajo Social;
  • Desarrollar mecanismos para que la información sobre las diferentes actividades académicas de la Facultad, la ocupación de espacios, las actividades extracurriculares que tengan lugar, etc. sean adecuadamente conocidas y difundidas;
  • Comprometer a la comunidad universitaria en el respaldo que debe al Personal de Administración y Servicios, sin duda uno de los más afectados por la situación de provisionalidad y de cambios de última hora con la que hemos venido funcionando en los últimos tiempos. Para el Decanato, tal respaldo pasa por el reconocimiento de su inestimable labor en las tareas de apoyo al funcionamiento y a la gestión de la Facultad;
  • Luchar decididamente por dignificar las condiciones laborales del Personal de Administración y Servicios, tanto en el plano profesional como en lo estrictamente relacionado con el acondicionamiento de los espacios físicos requeridos para su trabajo. Para ello, me comprometo a:
  • Velar porque sus condiciones de trabajo (horarios, funciones, instalaciones, equipos,…) sean las más adecuadas para el desempeño de sus funciones. En este sentido, me comprometo a garantizar no sólo las mejores condiciones posibles sino, además, la atención especial a la problemática de aquellos a quienes luego pretendemos exigir un adecuado funcionamiento de las instalaciones y servicios;
  • Iniciar de inmediato la búsqueda de mejores condiciones de trabajo del personal. El volumen de trabajo administrativo ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Y no sólo por el incremento de los cargos de gestión requeridos por las nuevas Titulaciones sino, además, por el volumen de trabajo generado por éstas. Ello no se ha visto reflejado, no obstante -o al menos no en la misma proporción-, en el del personal administrativo;
  • Estimular y apoyar decididamente la promoción interna de sus miembros mediante el establecimiento de las condiciones necesarias para el desarrollo de su formación profesional, su reciclaje y perfeccionamiento;
  • Proponer, permitir y favorecer su participación en cursos, congresos y jornadas de formación académica y de manejo de recursos que faciliten el desempeño de sus funciones;
  • Establecer y favorecer el clima de diálogo y de comunicación permanente necesario para el adecuado desarrollo de su trabajo y prestar especial atención a las tareas de programación de actividades laborales. Con ello, conseguiremos que el personal de administración y servicios pueda prever sus ocupaciones a largo plazo y que la improvisación en este sentido no altere su vida personal;
  • Seguir manteniendo y potenciando un clima de diálogo con el personal, de convivencia profesional, y de respeto por su trabajo.

Las diferencias existentes entre las distintas características, funciones y servicios prestados a la Facultad por este personal, obligan a su consideración de manera independiente, razón por la que, aunque sea de forma muy general, establecemos medidas concretas para cada uno de los sectores o grupos en los que se articula el PAS en nuestra Facultad.

A. NEGOCIADO

A nadie en la Facultad escapa la importancia que, para el desenvolvimiento de la actividad diaria de gestión, tiene el personal del Negociado. La imagen de eficacia y eficiencia que deseamos y que necesitamos proyectar como Facultad pasa, indiscutiblemente, por conseguir que ese importante sector de nuestra comunidad universitaria disponga de las condiciones, las herramientas y los recursos que faciliten su trabajo, de modo que no se vean sometidos a situaciones que multipliquen exponencialmente su trabajo, como ha venido ocurriendo en los últimos años.

Es indiscutible que, por distintos motivos, la Universidad no ha sabido o podido adecuarse a la actual realidad burocrática ni a las necesidades de gestión surgidas por la implantación de las nuevas Titulaciones. No ha percibido, tampoco, las necesidades reales que, en este ámbito, tiene nuestra Facultad. Tanto por el volumen de estudiantes y de profesorado, como por la complejidad que la caracteriza e identifica. En ese sentido, el equipo que coordino seguirá  manteniendo su especial compromiso en:

  • Prestar especial atención a la búsqueda de soluciones para las necesidades del personal del Negociado; necesidades que involucran aspectos tan distintos como procesos, condiciones, herramientas y recursos que inciden en sus labores diarias de gestión;
  • Visibilizar el trabajo del personal del Negociado, que no se reduce a los procesos de matrícula y cierre de actas;
  • Mejorar las condiciones en las que se llevan a cabo los procesos de gestión de los que es responsable el Negociado. Y ello exige la organización de los procesos, del trabajo y de la producción de manera que aumente los rendimientos con un menor esfuerzo por parte de este personal;
  • Solicitar con decisión la modificación y mejora de los programas y herramientas informáticas requeridos en los distintos procesos de los que es responsable el Negociado, con especial atención a los relacionados con la gestión de la matrícula y del practicum;
  • Trabajar activamente en la mejora de la comunicación entre las distintas instancias que exigen respuestas por parte del personal de Negociado, tanto de nuestra Facultad como de fuera de ella.

Si bien no constituye personal directamente adscrito al Negociado, el Personal de Administración y Servicios de los Departamentos y, de manera especial, la  Secretaría del Decanato, sí aparecen vinculados vinculados a éste. En este sentido, el Decano de una Facultad lo es, también, de todo su personal de Administración y Servicios, motivo por el que, aunque las líneas de acción aparezcan aquí referidas al Negociado, guardan el mismo compromiso para con el resto del personal vinculado a éste. Como manifestamos en la introducción a este apartado, la tarea de gestión administrativa de la Facultadno es posible sin el concurso y la participación de todos y todos. Y, muy especialmente, de todo su Personal de Administración y Servicios, al que resulta necesario hacer extensivo el agradecimiento por su entrega para con las actividades de esta Facultad.

Mención especial merece la Secretaría del Decanato que, como hemos defendido a lo largo de estos cuatro años ante la Gerencia de la Universidad, atiende al Decano y a seis Vicedecanos y lleva a cabo, además, un sinnúmero de tareas que excede, en mucho, la dedicación que se le exige y que cumple con celo y con un altísimo nivel de compromiso.

B. CONSERJERÍA

El personal de Conserjería constituye, sin duda, la primera imagen de nuestra Facultad. Se constituye como servicio de apoyo y orientación a través del cual se atienden o canalizan las múltiples y variadas necesidades de los usuarios, motivo por el que su colaboración para el desarrollo de la docencia, la investigación y la gestión universitaria resulta fundamental. Precisamente por ello, la atención a este colectivo constituye uno de mis primeros compromisos.

En relación con este colectivo, los objetivos del equipo que coordino aparecían y siguen apareciendo centrados en:

  • Trabajar activamente en la búsqueda de la excelencia en las actividades llevadas a cabo por este personal mediante la racionalización del servicio.
  • Atender las necesidades de mejora del servicio planteadas por este colectivo.
  • Mejorar la comunicación con el servicio y trabajar activamente en la visibilización de la importancia de la labor que lleva a cabo.
  • Buscar las vías para que, en el interés común de cubrir las necesidades de los usuarios, el personal de Conserjería cuente con toda la información necesaria para desarrollar su trabajo con la máxima calidad posible.
  • Establecer los procedimientos para regular la situación del personal de Conserjería.
  • Ofrecer impulso a la búsqueda de la calidad y a la progresiva profesionalización de este personal, de modo que ello le permita cubrir las necesidades de los nuevos modelos del espacio europeo de educación superior, en un intento por mejorar la satisfacción del usuario y la motivación del propio personal del servicio, con el fin último de que su trabajo contribuya a la proyección de la mejor imagen posible de la Facultad de Educación y Trabajo Social.

C. INFORMÁTICA

Las necesidades supuestas por las instalaciones de la Facultad de Educación y Trabajo Social y el volumen de personal al que debe prestar servicio el equipo técnico de Informática justifican con creces la exigencia de mejores condiciones de trabajo para este colectivo. El trabajo diario de mantenimiento que debe ser llevado a cabo por este personal exige ya una atención y una dedicación permanentes. Si a ello se suma el apoyo que ha de brindar al empleo, en la Facultad, de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y que le obliga al mantenimiento de material informático y de la página web de la Facultad, son razones suficientes por las que se hace absolutamente necesario contar con el personal imprescindible para la prestación de tales servicios.

En el sentido anterior, y a pesar de que hemos dedicado un especial esfuerzo al tema durante estos cuatro años, y de que nos sentimos especialmente complacidos con la labor llevada a cabo por este servicio, se hace absolutamente necesario que el equipo decanal siga buscando vías de racionalización del trabajo de los técnicos de informática y que trabaje activamente en la mejora de la comunicación con este servicio. Asimismo, que establezca los canales necesarios para que toda la información requerida por la comunidad universitaria pueda estar disponible y actualizada en la web de la Facultad. Para ello se hace necesario centralizar el modo en que esa información sea elevada al servicio técnico.

D. MEDIOS AUDIOVISUALES

El de Medios Audiovisuales es un servicio que la Facultad de Educación y Trabajo Social presta a todos los miembros de la comunidad universitaria -profesorado, alumnado y personal de administración y servicios-. En tanto servicio, resulta fundamental no sólo en el conjunto de actividades diarias de docencia que se llevan a cabo en la Facultad, sino para hacer de ella un centro puntero en el conocimiento y empleo de los recursos tecnológicos de los que disponemos y para cubrir tecnológicamente las muy distintas actividades que se llevan a cabo en nuestra Facultad.

En el sentido anterior, este Decanato ha hecho ya una revisión profunda de su normativa, de los medios de que dispone y de las funciones del encargado del Servicio. Nuestro propósito es hacer una propuesta en firme acerca de la concepción y del funcionamiento que debe dársele al Servicio de Medios Audiovisuales de la actual Facultad de Educación y Trabajo Social en un intento por visibilizar y racionalizar el trabajo, al tiempo que permita prestar servicio al conjunto de actividades que exigen su atención.

El Servicio ha ampliado considerablemente sus funciones y nos ha hecho llegar interesantes propuestas sobre la posibilidad de redimensionar el servicio y sobre el papel que puede llegar a cumplir en favor de la comunidad educativa de la Facultad, aspectos todos ellos en los que trabajamos activamente en estos momentos.

E. MANTENIMIENTO

La labor casi invisible del servicio de mantenimiento no hace de ella una función menos importante en la creación de las mejores condiciones para llevar a cabo nuestro trabajo. Sus múltiples ocupaciones, relacionadas tanto con el mantenimiento técnico como con el preventivo, conductivo, y correctivo, son buena muestra de ello. Por otra parte, no sólo esperamos el mejor servicio posible, sino también el más eficiente y el menor grado de intrusión en nuestras actividades. La facultad precisa, además, que se preste con el menor impacto económico negativo posible y que se vele especialmente por la racionalización del consumo.

En el sentido anterior, el equipo que coordino seguirá velando por mejorar la comunicación con este servicio, así como por racionalizar y por hacer cada vez más operativo el servicio, del que nos sentimos particularmente orgullosos.