Presentación

PRESENTACIÓN

Hace cuatro años llegué hasta ti con un mensaje. En aquella oportunidad, fijé con claridad mi posición en relación con la Facultad a la que aspiraba:

… una Facultad libre, auténticamente democrática; una Facultad crítica y autocrítica, capaz de constituirse en paradigma de la búsqueda del saber a través de la relación dialéctica entre la investigación y la enseñanza; una Facultad capaz de pensar, de razonar, de confrontar posiciones y de producir síntesis sujetas a nuevas antítesis; una Facultad a la altura de sus compromisos; una Facultad cuyos gerentes promuevan un clima organizativo abierto al diálogo, de respeto, de libertad, de búsqueda…; una Facultad en la que predomine la profundidad y no la superficialidad, lo transcendente y no lo insignificante, la reflexión-acción y no la improvisación”.

Hoy me acerco de nuevo a ti, con la misma concepción, con la misma ilusión de entonces, y con otra propuesta concreta: mi candidatura a la reelección al Decanato de la Facultad de Educación y Trabajo Social. Una candidatura que me compromete -quizá más que antes- en la construcción de la Facultad que todos deseamos para el futuro. Y, también, una candidatura que te reclama y compromete como miembro de la comunidad universitaria de la Facultad de Educación y Trabajo Social. Porque yo aspiro a que, durante mi próxima gestión, tú seas el protagonista de los cambios.

Mi labor durante estos años en docencia, investigación y especialmente en gestión me permite llegar hoy a ti mucho mejor preparado para afrontar el reto de coordinar las acciones que requiere el eficaz desenvolvimiento de nuestra Facultad. Mi actividad durante este tiempo me ha permitido sumar, al conocimiento de su devenir en las dos últimas décadas, el de su historia más reciente. También, y desde muy cerca, el de su alumnado, profesorado y personal de administración y servicios. Y acceder, sobre todo, a la comprensión del funcionamiento interno de la Facultad de Educación y Trabajo Social: su complejidad, su problemática, sus necesidades… su realidad. Pero, especialmente, su capacidad para superarse a sí misma y salir airosa de las dificultades que el camino ha ido poniendo ante nosotros.

Soy consciente, hoy más que nunca, de que el Decanato supone una carga considerable y exige una dedicación casi exclusiva. También, de que sigue encerrando en sí mismo una enorme responsabilidad. Especialmente en estos momentos en que, sin que se nos haya permitido escapar aún de esa lastrante situación económica que ha condicionado estos últimos cuatro años, nos toca enfrentamos a situaciones y procesos bastante más complejos y comprometidos. Se trata, sin duda, de momentos que van a exigir de nosotros la capacidad de proyectar la imagen de una Facultad capaz de enfrentar los retos del futuro y de superarlos como hasta ahora. Para todo ello me siento preparado y dispuesto; motivo por el que he decidido aceptar el desafío y presentar de nuevo mi candidatura al Decanato. Sobre todo, por el aliento que me has ofrecido y por la confianza que has depositado en mí.

Me conoces bien y sabes que sólo me anima el deseo de ver a la Facultad de Educación y Trabajo Social lograr, por fin, algunos de los objetivos por los que llevamos luchando hace años: constituirse en paradigma de Facultad hecha por y para profesionales de la enseñanza y del compromiso social; proyectada hacia una sociedad siempre plural, y en la que el trabajo se vea alentado por la investigación, por la alta calidad científica y por la mejora de la calidad docente e investigadora. Una Facultad, en suma, preparada para responder a los problemas educativos y sociales de su entorno más o menos próximo.

No me cabe duda de que caminar en la dirección adecuada y al ritmo motivador que exige una Facultad como la nuestra, comprometida en la formación integral de sus estudiantes, sólo puede ser tarea de todos. Por eso, si merezco tu confianza y me permites ayudarte a impulsar las acciones tendentes a conseguirlo, trabajaré otros cuatro años con ahínco para lograrlo. Con la decisión reflexiva de cada uno. Con el empeño particular. Con el trabajo y la entrega de todos.

 tarjeta_horizontal_carlos

AGRADECIMIENTO

Las palabras que cierran la presentación de mi Programa han de ser, necesariamente, de gratitud. Hacia ti, profesor y profesora. Hacia ti, estudiante. Hacia ti, compañero y compañera del personal de administración y servicios. No sólo me has alentado a que presente mi candidatura al Decanato de la Facultad de Educación y Trabajo Social, sino que me has ayudado a informarme acerca de tu personal visión de nuestra Facultad, ofreciéndome tu tiempo y tus certeras interpretaciones de nuestra realidad, nuestro contexto y nuestro futuro. Con tus observaciones y con tus sugerencias has contribuido, en buena medida, a configurar el panorama general que me ha permitido elaborar este Programa.

Me gustaría que mi Propuesta de una Facultad de Educación y Trabajo Social moderna, activa, fértil, comprometida con su proyecto y con su entorno y estimulante para todos volviera a convencerte y a ilusionarte. En cualquier caso, quiero que sepas que contigo tengo, en verdad, una deuda que en modo alguno considero saldada con estas palabras de agradecimiento.

Uno de los lemas de mi campaña, carlosmoriyon.es compromiso, quiere serlo también de mi paso por el Decanato de la Facultad de Educación y Trabajo Social. Mi compromiso es únicamente con ella, y contigo. Por eso trabajaré incansablemente para conseguirlo. Juntos, lo haremos realidad en un futuro cercano.

Valladolid, mayo de 2016

Carlos Moriyón Mojica